Hola,

Cuánto tiempo de esta foto,
¿verdad?

No sé si podrás recordarla.
Yo, no.
Solamente recuerdo tu risa.

Ya es mucho.

Lo es todo.

Ahí ya estabas muy enfermito.
Pero aún sacabas fuerzas
para jugar conmigo.

Sabías que la vida es un juego.

Aunque no siempre se gana.

Aún y todo,
siempre hay que seguir apostando.

¿Sabes?
Hoy es 18 de junio,
y se celebra el día de la leucemia.
Serán los protagonistas de la esperanza,
niños enfermos como tú fuiste.

Fito es un cantante que nos apasiona.

Su flamante Harley pasará a manos ajenas
tras conseguir fondos que ayudarán[también hay que tener fondo para mojarse] a seguir investigando sobre el cáncer.

Puede que las células madre
tengan la respuesta.
Cada día está más cerca.

Miro a esa cuadrilla de padres
que buscan incesantes,

incansables,

imparables señalan otros,

la segunda oportunidad
que merecen sus hijos
más allá del cáncer.

Es pronto para rendirse
teniendo la certeza de que la cura
espera, aletargada,
a la vuelta de la esquina.

Seguir entre sus brazos

No es mucho pedir.

Entre todos,
podemos conseguirlo.
Como todo,
es cuestión de proponérselo.

No sé si a ti te hubiesen gustado las motos.
Los trenes, sí que te gustaban.
El tuyo,
lo he fotografiado junto a nuestra imagen.

¡Cómo te emocionabas
al perseguirlo por la casa,
con sus pitidos,
con su muñeco loco moviendo la cabeza
de un sentido a otro!

También te encantaban los cuentos.

Es curioso.

Tú cerraste tus ojos, por última vez,
leyéndome ese pequeño librito.
A mi lado.

Y, yo, escribo.

Qué hilos de seda,
visibles únicamente a la luz del corazón,
nos mueven a los humanos…

Quiero decirte una cosa.

Me cuesta comprender,
puede ser que porque acabo de llegar
poco antes de esta canción,
que si en cuatro décadas
el hombre ha conseguido llegar a la luna,
a Marte,
a descubrir nuevas estrellas,
a comunicarse en tiempo real
los unos con los otros,
desde el otro lado del mundo

Utilizando únicamente dos números,
O
1

Por qué, aún, no tenemos
la solución en nuestras manos.

Me cuesta comprender,

Por qué 5.000 millones de euros
en inflar una burbuja inmobiliaria
que nos iba a estallar en la cara.
Por qué 216 millones en cuatro drones.
Por qué el planeta, en su conjunto,
invierte 1,8 billones de dólares en guerras.

En muertes.

Cuando lo que importa es la vida.

Con una miserable parte de ese miserable dinero
hace años que existiría curación
a esta enfermedad.

Y, prácticamente, a todas las demás.

Perdóname.

Sé que, a veces, me pongo crítica.
Será por mi ignorancia.
O por mis ganas de que
todo fuese más sencillo.

Mientras la razón se instaura
nos toca cambiar la realidad.
Ya lo he dicho antes.

Siempre se puede.

Con empeño.

Con solidaridad.

Con los pequeños detalles
a los que,
cada uno de nosotros,
alcanzamos.

Con personas como
la Cuadri del Hospi,
en Cruces.

Entre otros muchos.

Para ti, ya es tarde, cariño.

Siempre en nuestros recuerdos.

En nuestras sonrisas.

A veces, en nuestras lágrimas.

Pero estás.

Para que no nos callemos.

Hola,

Cuánto tiempo de esta foto,
¿verdad?

No sé si podrás recordarla.
Yo, no.
Solamente recuerdo tu risa.

Ya es mucho.

Lo es todo.

Ahí ya estabas muy enfermito.
Pero aún sacabas fuerzas
para jugar conmigo.

Sabías que la vida es un juego.

Aunque no siempre se gana.

Aún y todo,
siempre hay que seguir apostando.

¿Sabes?
Hoy es 18 de junio,
y se celebra el día de la leucemia.
Serán los protagonistas de la esperanza,
niños enfermos como tú fuiste.

Fito es un cantante que nos apasiona.

Su flamante Harley pasará a manos ajenas
tras conseguir fondos que ayudarán[también hay que tener fondo para mojarse] a seguir investigando sobre el cáncer.

Puede que las células madre
tengan la respuesta.
Cada día está más cerca.

Miro a esa cuadrilla de padres
que buscan incesantes,

incansables,

imparables señalan otros,

la segunda oportunidad
que merecen sus hijos
más allá del cáncer.

Es pronto para rendirse
teniendo la certeza de que la cura
espera, aletargada,
a la vuelta de la esquina.

Seguir entre sus brazos

No es mucho pedir.

Entre todos,
podemos conseguirlo.
Como todo,
es cuestión de proponérselo.

No sé si a ti te hubiesen gustado las motos.
Los trenes, sí que te gustaban.
El tuyo,
lo he fotografiado junto a nuestra imagen.

¡Cómo te emocionabas
al perseguirlo por la casa,
con sus pitidos,
con su muñeco loco moviendo la cabeza
de un sentido a otro!

También te encantaban los cuentos.

Es curioso.

Tú cerraste tus ojos, por última vez,
leyéndome ese pequeño librito.
A mi lado.

Y, yo, escribo.

Qué hilos de seda,
visibles únicamente a la luz del corazón,
nos mueven a los humanos…

Quiero decirte una cosa.

Me cuesta comprender,
puede ser que porque acabo de llegar
poco antes de esta canción,
que si en cuatro décadas
el hombre ha conseguido llegar a la luna,
a Marte,
a descubrir nuevas estrellas,
a comunicarse en tiempo real
los unos con los otros,
desde el otro lado del mundo

Utilizando únicamente dos números,
O
1

Por qué, aún, no tenemos
la solución en nuestras manos.

Me cuesta comprender,

Por qué 5.000 millones de euros
en inflar una burbuja inmobiliaria
que nos iba a estallar en la cara.
Por qué 216 millones en cuatro drones.
Por qué el planeta, en su conjunto,
invierte 1,8 billones de dólares en guerras.

En muertes.

Cuando lo que importa es la vida.

Con una miserable parte de ese miserable dinero
hace años que existiría curación
a esta enfermedad.

Y, prácticamente, a todas las demás.

Perdóname.

Sé que, a veces, me pongo crítica.
Será por mi ignorancia.
O por mis ganas de que
todo fuese más sencillo.

Mientras la razón se instaura
nos toca cambiar la realidad.
Ya lo he dicho antes.

Siempre se puede.

Con empeño.

Con solidaridad.

Con los pequeños detalles
a los que,
cada uno de nosotros,
alcanzamos.

Con personas como
la Cuadri del Hospi,
en Cruces.

Entre otros muchos.

Para ti, ya es tarde, cariño.

Siempre en nuestros recuerdos.

En nuestras sonrisas.

A veces, en nuestras lágrimas.

Pero estás.

Para que no nos callemos.

Para seguir intentándolo.

Por ti.

Por los que quedan.

Por los que lo lograrán.

Antes de que se me olvide.

Si te encuentras con una niña
de ojos más azules,
que el mismo cielo,
juega con ella.

Seréis buenos amigos.

Y dale muchos besos de mi parte.

Y, no,
porque ya lo sepas,
dejaré de repetirlo.

Hey,

hermanito,

Te quiero.

-Mercedes G. Sieira-

La Cuadri del Hospi
Fito & Fitipaldis
Fundación Josep Carreras contra la leucemia
#imparables
#Lacuadridelhospi
Juneren Hegoak

Para seguir intentándolo.

Por ti.

Por los que quedan.

Por los que lo lograrán.

Antes de que se me olvide.

Si te encuentras con una niña
de ojos más azules,
que el mismo cielo,
juega con ella.

Seréis buenos amigos.

Y dale muchos besos de mi parte.

Y, no,
porque ya lo sepas,
dejaré de repetirlo.

Hey,

hermanito,

Te quiero.

-Mercedes G. Sieira-

La Cuadri del Hospi

Hola,

Cuánto tiempo de esta foto,
¿verdad?

No sé si podrás recordarla.
Yo, no.
Solamente recuerdo tu risa.

Ya es mucho.

Lo es todo.

Ahí ya estabas muy enfermito.
Pero aún sacabas fuerzas
para jugar conmigo.

Sabías que la vida es un juego.

Aunque no siempre se gana.

Aún y todo,
siempre hay que seguir apostando.

¿Sabes?
Hoy es 18 de junio,
y se celebra el día de la leucemia